“Estaba sola en casa con mis guaguas y a una no le bajaba la fiebre, estaba desesperada. Llame a Rescare y en poco tiempo llegaron. Me sorprendió el cuidado con el que trataron a mi hija”